Atrayendo la prosperidad a tu vida

By | junio 10, 2013

Atrayendo la prosperidad a tu vida

Cuando miramos a nuestro alrededor, suele parecer que la prosperidad es un bien que solo le esta reservado a unos pocos afortunados. Pero es porque en realidad, ellos están acostumbrados a tener una mentalidad diferente respecto a la abundancia. Este comportamiento suele concordar bastante bien con la actitud que generalmente muestran: despreocupados, confiando en que siempre habrá suficiente y siendo generosos con los demás.

Algo importante que tienes que aprender, es que el atraer abundancia y otros aspectos positivos a tu vida, es algo que puedes lograr cambiando profundamente tu manera de pensar, para que estes en armonía con tus deseos.

He aquí cuatro sencillos tips que te ayudarán a tener un punto de vista diferente sobre la abundancia:

  • Dale una connotación positiva al dinero. Lo más normal es que cuando la gente tiene dinero, en vez de mostrarse lo suficientemente feliz por eso, se preocupa por va a rendir o resulta ser escaso… y así sucede. El dinero es energía, y si agradeces las cantidades que recibes y lo intercambias liberando tus preocupaciones, estarás en condiciones de disfrutarlo más y por ende, atraer cantidades mayores.
  • Enfocáte en la abudancia. Olvídate de las limitaciones. A partir de ahora no tendrás que repetirte a ti mismo, “esto no me alcanza para nada”, “todo es muy caro”, “gano una miseria”; sino todo lo contrario. Centráte en afirmaciones positivas, repítelas y sobretodo, creételas. No olvides que el universo puede proveernos de recursos ilimitados.
  • El presente es importante. Acepta lo que tienes en este momento, y deja de pensar en las cosas que pudiste aprovechar para adquirir en el pasado. Si aprendes a ser agradecido con las cosas que tienes hoy, tendrás una actitud más predispuesta a obtener bienes en el futuro.
  • Ayuda a los demás. Se generoso. No es necesario que es des dinero, pero el solo hecho de ofrecer algún apoyo o servicio, hara que tus vibraciones te devuelvan abundancia de las maneras menos esperadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *